Connect with us

INVERSIONES

Lluvia de inversiones: en solo un año se crearon 9 unicornios argentinos.

Auth0, Aleph, Tiendanube, entre otras, valen más de US$1.000 millones. Son startups tecnológicas, globales y con potencial para escalar. Los expertos creen que la lista podría crecer.

Published

on

Esta semana, la compañía SoFi Technologies anunció la compra de Technisys por US$1.100 millones, lo que la convirtió en el 13° unicornio argentino. Su CEO y fundador, Miguel “Mike” Santos, ironiza sobre una noticia que fue reproducida incluso por el influyente The Wall Street Jornal: “Sucedió justo el 22/02/2022 y la compañía se llama SoFi, como mi hija Sofía”, se ríe el empresario de estas dos casualidades.

Creada a mediados de los 90, Technisys es proveedora de tecnologías para bancos y fintech. Una adelantada a su tiempo, ya que hoy, casi 20 años después, es uno de los rubros que más crece. Un período excepcional por el volumen de inversiones en startups en la región y también en la Argentina. Tanto es así que en el último año 9 compañías de origen argentino superaron la valuación de US$1.000 millones, y por eso le dicen unicornios.

Hasta ahora, solo 4 habían logrado hacerlo: Mercado Libre, Globant, Despegar y OLX. Desde marzo de 2021 surgieron Auth0, Aleph, Vercel, Mural, Bitfarms, Ualá, Tiendanube y Satellogic. Santos cuenta que la fusión con SoFi les permitirá complementar tecnologías, productos y mercados, “pero funcionaremos en forma independiente”.

Egresado de la carrera de Ciencias de la Computación, Santos tiene 51 años. Creó Technisys junto a Adrián Iglesias y Germán Pugliese Bassi, vive en Miami y sueña a lo grande: “La compañía crece al 30% anual de manera sostenida en los últimos años. Opera en 15 países y tiene 1.200 empleados”, relata entusiasmado. Santos recibió numerosas felicitaciones en su cuenta de Twitter, entre ellas la de Marcos Galperin (Mercado Libre), Emiliano Kargieman (Satellogic), y Martín Varsavsky.

Como se dijo, las startups tecnológicas aprovecharon la abundancia de capitales. Según un relevamiento de la consultora CB Insights, en el primer semestre de 2021 surgieron 249 nuevos unicornios en el mundo. “En 2021, se invirtieron US$15.000 millones en emprendimientos tecnológicos de la región, son volúmenes récord”, sintetiza Diego González Bravo, vicepresidente de la ARCAP, la entidad que agrupa a más de 40 fondos de inversión.

El club de los unicornios se agrandó a partir de marzo del año pasado. Ese mes, la californiana Okta desembolsó US$6.500 millones para comprar Auth0, la startup que fundaron Matías Woloski y Eugenio Pace y que desarrolla tecnologías de autenticación. El volumen de la operación causó asombro, pero los analistas creen que se dio en un momento muy particular. “La pandemia aceleró la digitalización y las tecnológicas adelantaron su futuro y se volvieron más valiosas”, dice Ignacio Plaza, cofundador del fondo Draper Cygnus.

Las circunstancias favorecieron el desarrollo de muchas compañías, que lograron capitalizar la abundancia de liquidez global y la escasez de opciones rentables por las tasas reales negativas. Los analistas creen que todo eso impactó en las cotizaciones del Nasdaq, que desde el inicio de la pandemia no pararon de trepar. Ahora caen, pero con un piso más alto. El caso de Mercado Libre es ilustrativo. En 2020, la valuación del gigante del eCommerce despegó desde los US$30.000 millones y llegó a superar la barrera de los US$100.000 millones. Este viernes, su valor bursátil rondaba los US$55.500 millones.

Gustavo Neffa, de Research for Traders, le resta dramatismo pero aclara que ya no habrá abundancia de capitales. “Se acabó la era del dinero infinito y regalado. Se viene un ciclo alcista de tasas (la Fed ya avisó) y se empieza a cerrar el grifo”. No obstante, el analista financiero remarca que “los unicornios no van a desaparecer como los dinosaurios”, señala.

En este sentido, Neffa distingue la realidad de los mercados con la evolución y el potencial de los emprendimientos tecnológicos. “Hay temor y menos predisposición para financiar startups, pero no creo que frenen totalmente”, dijo. Otros expertos coinciden con esa mirada y añaden otro aspecto que ilusiona. Creen que los inversores de riesgo (los venture capitalists) descubrieron que en la región hay muchas startups con la capacidad de liderar o disputar los mercados globales. “Buenos Aires tiene el ecosistema cripto más importante del mundo”, señala González Bravo.

Las condiciones favorables del mercado no les resta méritos a las compañías. Con pocos días de diferencia, Ualá y Tiendanube se convirtieron en unicornios. En setiembre, la fintech logró recaudar US$350 millones de inversores privados, que la valuaron en US$2.450 millones. Tiendanube, especializada en el comercio electrónico, cerró una ronda récord de US$500 millones y alcanzó una valuación de US$3.100 millones.

Santiago Sosa, de Tiendanube, se ríe cuando le pregunta si la empresa es argentina o brasileña: «Somos un unicornio latinoamericano».

Santiago Sosa, cofundador de Tiendanube, sostiene que la última inyección de capitales les permitió acelerar los planes de negocios. “Desde que somos unicornio compramos 3 compañías en Brasil: una de logística, otra de educación para pymes y la tercera que todavía no la anunciamos”, adelantó el empresario, un ingeniero egresado del ITBA. Con más de 1.000 empleados y unos 90.000 usuarios y clientes (Billabong, Rasti, Lucerna y Kitchen Aid, entre otros), Tiendanube es una plataforma que les permite a las marcas instalar sus propias tiendas online.

De todas, la más vanguardista es Satellogic, una compañía aeroespacial fundada por Emiliano Kargieman y Gerardo Richarte en 2010. El año pasado alcanzó primero una valuación de US$850 millones y a partir de enero comenzó a cotizar en el Nasdaq a través de un instrumento financiero conocido como SPAC. Se trata del proceso inverso al habitual, ya que el SPAC consigue fondos en la bolsa para comprar startups.

Precisamente, dos cofundadores de Mercado Libre, Marcos Galperin y Hernán Kazah trabaron una nueva alianza para crear una SPAC, es decir una nueva empresa (MELI Kaszek Pioneer Corp), que saldrá a cotizar en el Nasdaq con el fin de captar US$250 millones.

En un comunicado conjunto, anunciaron que esta nueva empresa saldrá a cotizar bajo el símbolo “MEKA” y que “está estructurada como una compañía de cheque en blanco cuyo propósito es recaudar capital para luego buscar una empresa de base tecnológica en el ecosistema digital de América Latina”.

Los unicornios proliferaron en toda la región. “Por cantidad, Brasil concentra el 60% del total. Después aparecen México y la Argentina”, resume González Bravo.

¿Sos unicornio o te hacés?

Mercado Libre, Globant, Despegar y OLX marcaron el camino.Hasta 2021, fueron las únicas 4 tecnológicas argentinas que lograron superar una valuación de US$1.000 millones y por eso se las considera unicornios. En los últimos 12 meses, otras 9 startups argentinas lograron ingresar al exclusivo club de empresas más valiosas. Son todos proyectos originados por argentinos o que surgieron en el país, pero que en algunos casos generan controversias.

El motivo es que hay casos, como Vercel o Bitfarms, que fueron fundadas por argentinos en EE.UU. y Canadá y se proclaman como unicornios argentinos. Otro caso curioso es Tiendanube, la plataforma de eCommerce creada por estudiantes universitarios del ITBA y la UBA en 2011 y que acaba de ser valuada en US$3.100 millones de dólares. Argentinos y brasileños se la computan como propia, algo que a Santiago Sosa, uno de sus cofundadores, le causa gracia. “Somos una empresa latinoamericana”, dice con diplomacia.

No obstante, el empresario aclaró que “nuestra compañía nace en la Argentina y es uno de nuestros principales mercados de operación. Muy poquito tiempo después, llegamos a Brasil”. Hay quienes la nacionalidad de una startup les importa poco, pero para otros no es un concepto neutro. Para el inversor Lisandro Bril, “el país de origen de un unicornio es donde está el centro de decisiones y donde se genera el empleo”.

Enfocada en el negocio de la publicidad en redes sociales, Aleph engrosa la lista de unicornios argentinos, al ser valuada en US$2.000 millones. Se trata de un holding creado por Gastón Taratuta con apenas US$5.000, cuyo modelo de negocios es captar publicidad y anunciantes en mercados emergentes para gigantes como Facebook, Twitter, LinkedIn, Snapchat, Twitch, TikTok y Spotify.

Taratuta dice que la valuación actual de la compañía no tiene que ver con la pandemia. “Estamos en una industria que ya venia creciendo desde antes”, explicó a Clarín el empresario. Aleph tiene 1.200 empleados y cinco bases de operaciones: Estados Unidos, la Argentina, Dubai y España. ¿La considera argentina, entonces? “Es un unicornio con mirada global”, responde Taratuta.

Lo usual es que las startups busquen financiamiento privado. Este es el primer paso, pero casi todas aspiran a saltar a la Bolsa de Nueva York. En este sentido y luego de superar la valuación mágica de los US$1.000 millones, Taratuta adelanta que su próximo paso es lanzar el IPO en el Nasdaq. “Estamos trabajando en eso”, dijo, sin dar más precisiones.

Hay otras controversias con respecto a los unicornios. Están aquellas que superan la barrera y posteriormente caen. Tal es el caso de Despegar, golpeada por la pandemia y que de a poco se recupera. Hoy su valuación ronda los US$830 millones. Otro caso es Satellogic.

La compañía salió a la Bolsa en enero y en su debut la acción superó los US$9, lo que la convirtió en unicornio. Posteriormente, su valor cayó y llegó a rondar los US$5. Uno de los cofundadores, Emiliano Kargieman, suele decir que la calificación de unicornio no tiene ninguna importancia. Pero cuando la cotización de la compañía cayó anunció un plan de recompra de acciones “porque el valor en Bolsa no refleja el valor real”, dijo.

Las discusiones sobre la naturaleza de los unicornios no se agotan allí. La valuación de las startups dependen de las inversiones que reciben. Pero esta regla no aplica a Etermax, la creadora del célebre juego Preguntados, que nació rentable y nunca recaudó fondos. A pesar de esto, en el mercado la consideran unicornio. ¿Un fantasma?

“Desde que se creó en 2009, tenemos el orgullo de nunca haber recibido capitales de terceros”, dice su CEO y fundador, Máximo Cavazzani. Dice también que le “llena de orgullo lo que está pasando en la región en estos últimos 2 años. El nivel de inversión en tecnología dentro de América Latina es algo que venía atrasado y nos encanta ver que finalmente los fondos internacionales ponen el ojo en el talento en la región”.

Pomelo es otro ejemplo curioso. Creada hace un año para ofrecer infraestructura de medios de pagos, la compañía recibió US$45 millones de inversores privados antes de comenzar a operar. “Estos fueron años de mucha liquidez internacional y las startups lo aprovecharon”, asegura su CEO, Gastón Irigoyen.

La startup fue creada por ex ejecutivos de Naranja X, Mercado Pago y Mastercard y atrajo el interés de varios fondos de inversión, entre ellos los fundadores de Twitter, PayPal, Rappi, Kavak y Auth0. Se dedica a proveer tecnología de medios de pagos para empresas, tarjetas y fintech desde Buenos Aires para toda la región. 

Fuente: CLARIN.com Por Damián Kantor | START-UPS ARGENTINA

INVERSIONES

Globant invierte en LinkedAI, una startup colombiana de IA que recibió US$500.000 en ronda de inversión.

Con esta plataforma se pueden entrenar algoritmos de detección de enfermedades en la piel, a partir de fotografías que los pacientes pueden tomar con su celular para conocer su diagnóstico.

Published

on

Globant Ventures, el brazo de capital de riesgo de Globant, la mayor consultora tecnológica y fábrica de software de América Latina, ha invertido en LinkedAI, una startup colombiana que tiene una plataforma de etiquetado de datos para entrenar modelos de inteligencia artificial.

La participación se dio en una ronda de inversión de US$500.000 para esta herramienta que apoya a numerosas empresas que implementan aprendizaje automático y crean los insumos necesarios para entrenar sus algoritmos; los cuales requieren miles de datos para aprender a reconocer las imágenes necesarias para su funcionamiento.

A través de LinkedAi y su tecnología se pueden entrenar desde algoritmos de detección de enfermedades en la piel, a partir de fotografías que los pacientes pueden tomar con su celular para conocer su diagnóstico, hasta las sugerencias de productos para aumentar las ventas en páginas de e-commerce.

En el mundo actual los datos se consideran uno de los activos más importantes de las empresas, sin embargo, la mayoría de compañías que emplean IA se enfrentan a un gran problema: como lo comenta Paula Villamarín, CEO de LinkedAI, “más del 90% de proyectos de Inteligencia Artificial no llegan a producción por no contar con los datos necesarios para entrenar estos algoritmos”. Esto, ya que el proceso de la captura de los datos toma largos periodos de tiempo y representa altos costos para las empresas.

Esta startup colombiana busca solucionar este cuello de botella, optimizando el etiquetado de datos para el aprendizaje automático. LinkedAI brinda una solución en menor tiempo, con menos esfuerzo y con alta calidad. Su propuesta consiste en una plataforma intuitiva que permite iniciar el proceso de etiquetado en menos de cinco minutos, además de contar con servicios especializados para cada proyecto y equipos de etiquetadores capacitados para lograr la calidad necesaria en la ejecución de los modelos.

“Seguimos apostando por proyectos que buscan reinventar el mundo digital, simplificando y agilizando procesos usando tecnologías disruptivas. Estamos muy emocionados de invertir en LinkedAI que hace uso de todo el potencial de la Inteligencia Artificial para brindar soluciones eficientes e innovadoras”, dijo Gustavo Martello, managing partner de Globant Ventures, en un comunicado.

LinkedAI cuenta con clientes en Estados Unidos, España, Francia, Sudáfrica, Inglaterra, Chile y Colombia, y con los nuevos recursos tiene como foco potenciar y consolidar su mercado en Europa.

“Compartimos una misma visión con Globant, enfocada en que la Inteligencia artificial y el análisis de datos es fundamental para el crecimiento de toda empresa, poder contar con el apoyo de una compañía con tanta experiencia en el mercado será de gran ayuda para alcanzar nuestros objetivos”, agregó Diego Parra, CTO de LinkedAI.

Fuente: Forbes Colombia Por José Caparroso | START-UPS ARGENTINA

Continue Reading

INVERSIONES

Agustín Rotondo: cómo cambió el mercado de inversores de riesgo para startups tecnólogicas y por qué hoy hay una racionalización del capital.

Published

on

El mundo de las startups está en un momento difícil. Normalmente, ante subas de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (que vuelca a inversionistas a mercados más seguros), la inflación global sumada al congelamiento en las contrataciones de empresas tecnológicas o incluso despidos, tal como lo registra este sitio, hacen un contexto tumultuoso. Agustín Rotondo es ingeniero industrial (ITBA) y Regional Manager para Hispanoamérica de Wayra, uno de los grandes inversores en startups del continente. Ve este contexto como un cambio en el cual ya venían trabajando. “Hace dos años, el objetivo era crecimiento por sobre todo. No importaba si eras rentable o no, el mensaje era ´preocupate por crecer´ y tenía lógica, porque el mercado estaba explotando y había mucho dinero disponible. Ahora no hay tanto capital disponible. Los inversores estamos empezando a fijarnos qué tan rentables son las compañías. Nosotros ya venimos hace años apostando por empresas maduras”, explica Rotondo.

¿Ahora la clave es no crecer a cualquier precio?

Exacto. Si se complica más aún la situación de acceso a capital, y no tenés un inversor que te ponga dinero, sería saber cómo vas a racionalizar lo que tenés, o cómo afinar, para en vez de crecer en 10 mercados al mismo tiempo crecer en uno, porque tenés un inversor que te banca; pero quizás no tenés a los 10 inversores que estaban desesperados por ponerte dinero, y tenés uno que en vez de poner 5 millones pone 2. Hay que entender bien este escenario, cómo aprovechar mejor y hacer más eficiente la forma de operar. En ese contexto estamos viendo startups que despiden gente, pero que no es una señal de que les está yendo mal, es un signo de que cambió el contexto. Y antes estaban dimensionados con equipos para comerse el mundo en un año, porque era lo que les pedía el inversor; y ahora se dan cuenta que como el acceso al capital cambió, tienen que bajar un poco su línea de gastos, apuntar bien; en vez de crecer en 10 mercados, hacerlo en dos o tres. Hay como una racionalización del mercado de venture capital, y estábamos viviendo un hype que era poco defendible.

¿En los años más fuertes de la pandemia hubo una sobreestimación de las empresas tecnológicas?

Si vamos a la startup, probablemente se sobredimensionaron en personal para crecer a una velocidad que hoy no van a poder hacerlo; entonces contrataron desde comerciales hasta desarrolladores para crecer a un nivel donde hoy el mercado no te lo va a permitir. Pero estamos hablando de servicios tecnológicos que todavía no están ni en los inicios de su potencial; es decir, todavía estamos atravesando una época de transformación que no llegó a su madurez. Hay una tendencia de digitalización y de transformación que va a suceder, se ve muy claramente con los servicios, como los financieros para los no bancarizados; esa inquietud que hizo que el mundo Fintech explote no está cubierta todavía; si vas a un barrio vulnerable, puede ser que alguno te use una billetera virtual, pero no acceden al crédito, por ejemplo; entonces hay toda una serie de cosas que van a terminar pasando, y esa es la misión y la visión de Wayra.

¿Qué tan relevante es Argentina para ustedes?

Argentina es súper relevante y no porque hayamos invertido más, sino porque las compañías en las que invertimos rinden mejor. Nosotros tenemos, a nivel región, 100 más o menos, y 25 en Argentina.

¿En términos operativos es fácil invertir en el país?

La operativa de la inversión es lo mismo si invertís acá en una empresa argentina, o una empresa colombiana, peruana, etc., porque todas terminan teniendo una subsidiaria en Delaware (EE.UU.), que es la que recibe el dinero, porque tiene una eficiencia tributaria mucho más fácil cuando vos operás en varios países. Pensá que todos invertimos en empresas que tienen operaciones en más de un país de la región (Argentina y algún país más); ya tiene sentido tener una; desde el punto de vista de la ejecución operativa de esa inversión, es lo mismo. Después está cuál es el criterio que usás para invertir acá, versus invertir en una compañía parecida en otro país. Y ahí aparecen las cosas como el talento.  Nosotros somos una fuente de talento regional, sin ninguna duda, y no es raro ver CEOS argentinos en compañías incluso fuera del país.

¿Qué tenemos de especial?

Tenemos una dinámica de gestionar contextos complejos que otro emprendedor en el mundo no tiene. Y estamos acostumbrados a eso y nos sentimos cómodos con eso, y más en este contexto mundial. Tengo conversaciones con gente allá en Colombia y me pasa en México, donde se habla de la inflación, del tipo de cambio… Nosotros estamos acostumbrados a lidiar con eso. Entonces alguien que ya lo tiene más o menos en su esquema de posibilidades, y que ya trabajó con ese contexto un par de veces, está más preparado. La realidad de una startup es esa: es estar todo el tiempo lidiando con situaciones complejas nuevas, que no tenías previstas.

¿Cambió un poco la visión que hay sobre las startups? ¿Es menos idealista?

Yo creo que todavía sigue siendo así, pero es más racional. No es que la startup sea la meca ni todo sea espectacular, tampoco lo contrario. Probablemente estamos racionalizando más un poco esa visión, porque muchos no se van a hacer millonarios. También respecto a alguien que trabajó en una empresa más tradicional, a veces hace falta eso en una startup esa mirada de alguien con experiencia tradicional.

¿Y se abandonó la idea de ser unicornio (una empresa cuya valuación es mayor a mil millones de dólares)?

Ser un unicornio es algo como muy marketinero, pero yo creo que ahora estamos en un momento donde el camino del unicornio, que es un camino de crecimiento super agresivo y demás, a muchas compañías no le sirve, porque no es sostenible. Hoy los fondos estamos viendo con mejores ojos a una startup que en vez de ir por un crecimiento por dos o por tres para llegar a la facturación que te va a hacer el millón de dólares, está haciendo un uso mucho más criterioso de sus recursos con un crecimiento más sostenible, para que cuando venga el próximo ciclo, que no sabemos cuándo será, ahí sí puedan aprovechar de nuevo esa oportunidad de crecimiento.

¿Y qué miran ustedes para invertir?

Dos frentes. Primero que la startup sea excelente de por sí y otro que sea vinculable con Movistar. Miramos cómo viene performando el equipo fundador, que sea un equipo balanceado, equilibrado entre los técnicos, lo comercial y que a nivel gestión estén bien conectados, que tengan una visión estratégica de equipo interesante; después cómo viene traccionando a nivel comercial, performance, en qué países están creciendo, cómo es el mix de ganancias ahora y cómo va a ser el futuro. Luego, otra capa sobre cómo están usando sus recursos, su caja financiera, si tienen un plan B para un contexto de contracción más fuerte del capital, qué pasa si nadie les presta dinero, ¿pueden aguantar? Y después viene la parte de trabajo con la startup de buscar oportunidades en conjunto. En lo que va de 2022 llevamos 1 millón de dólares invertidos y esperamos entre medio o un millón más en estos meses que quedan.

Fuente: LaNacion.com.ar | Por Sebastián Davidovsky | START-UPS ARGENTINA

Continue Reading

INVERSIONES

Aspectos a tener en cuenta a la hora de buscar una inversión en un contexto complejo.

El 2021 marcó el punto de no retorno para el Venture Capital tras fuertes inyecciones de capital que llevaron a las startups en su conjunto (no solo Fintech) a niveles de valuación nunca antes vistos. Solo en América Latina, durante ese año se realizaron rondas de inversión por más de US$ 15 millones, según LAVCA, una cifra récord y que supera en un 320% lo invertido durante 2020, convirtiendo a la región en la de más rápido crecimiento en el mundo para este tipo de inversión.

Published

on

Si bien es un mercado que evoluciona constantemente, en 2022, la inflación, la suba de  las tasas de interés, la caída de los índices bursátiles, la disrupción en las cadenas de suministro a nivel global, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y el cansancio general de la economía provocaron que las inversiones de Venture Capital cayeran un 54% en el segundo trimestre del año vs el mismo período del 2021, según datos de Transactional Track Record (TTR). Además de reducir los recursos financieros, los fondos de inversión se han puesto cada vez más selectivos a la hora de invertir.

En pleno proceso de maduración del ecosistema fintech de América Latina, los Venture Capital tienen en cuenta diferentes variables a la hora de determinar la inversión en empresas de base tecnológica con foco en el mercado financiero. Un modelo comercial rentable y que esté preparado para escalar y crecer rápidamente son factores claves para los fondos que dicen invertir en este complejo contexto.  

Otros aspectos interesantes, según un estudio de Harvard, que se deben tener en cuenta a la hora de buscar una inversión por parte los principales inversores de Venture Capital son:

  • Pocos fondos de Venture Capital utilizan técnicas de análisis financiero estándar para evaluar acuerdos. 
  • Por cada operación que una empresa de capital de riesgo cierra finalmente, la empresa considera, de media, aproximadamente 100 oportunidades. Veintiocho de esas oportunidades darán lugar a una reunión con la dirección; 10 se evaluarán en una reunión de socios; 4.8 procederá a la debida diligencia; 1.7 pasará a la negociación de una term sheet con la start-up y solo se financiará una.
  • Un acuerdo estándar típico tarda 83 días en cerrarse y las empresas informaron que dedican una media de 118 horas a la debida diligencia durante ese período, haciendo llamadas a una media de 10 referencias.
  • Es importante contar con alguna conexión con el mundo financiero el cual facilita el camino hasta la puerta de un fondo de Venture Capital.
  • El 95% de las empresas de capital de riesgo cita a los fundadores como un factor importante en la decisión de buscar acuerdos. Mientras que el 74% de las empresas citaron el modelo de negocio como un factor clave, el mercado en el que se desarrolla un 68% y la industria en la aplica soluciones un 31%.

En Geopagos hemos construido, desde nuestra fundación en 2013, un negocio consolidado y rentable, y estamos convencidos de que este era el momento oportuno para acelerar el crecimiento del negocio expandiendo nuestra infraestructura de aceptación de pagos en toda América Latina e invirtiendo más en I+D.

Logramos nuestra primera financiación institucional (ronda de crecimiento) por parte de un socio como Riverwood, ya que cuenta con una trayectoria de 15 años apoyando a empresas tecnológicas a nivel mundial, una presencia y reputación líder en la región, y es extremadamente selectivo con el destino de sus inversiones. Además contó con la participación de Endeavor Catalyst.

Fuente: Endeavor.org.ar | Por Sebastián Núñez Castro, CEO y Cofundador de GeopagosSTART-UPS ARGENTINA

Continue Reading
Advertisement

NEGOCIOS & EMPRESAS

MARKETING

EMPRENDIMIENTOS

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

TENDENCIAS