Connect with us

INVERSIONES

Agustín Rotondo: cómo cambió el mercado de inversores de riesgo para startups tecnólogicas y por qué hoy hay una racionalización del capital.

Published

on

El mundo de las startups está en un momento difícil. Normalmente, ante subas de la tasa de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (que vuelca a inversionistas a mercados más seguros), la inflación global sumada al congelamiento en las contrataciones de empresas tecnológicas o incluso despidos, tal como lo registra este sitio, hacen un contexto tumultuoso. Agustín Rotondo es ingeniero industrial (ITBA) y Regional Manager para Hispanoamérica de Wayra, uno de los grandes inversores en startups del continente. Ve este contexto como un cambio en el cual ya venían trabajando. “Hace dos años, el objetivo era crecimiento por sobre todo. No importaba si eras rentable o no, el mensaje era ´preocupate por crecer´ y tenía lógica, porque el mercado estaba explotando y había mucho dinero disponible. Ahora no hay tanto capital disponible. Los inversores estamos empezando a fijarnos qué tan rentables son las compañías. Nosotros ya venimos hace años apostando por empresas maduras”, explica Rotondo.

¿Ahora la clave es no crecer a cualquier precio?

Exacto. Si se complica más aún la situación de acceso a capital, y no tenés un inversor que te ponga dinero, sería saber cómo vas a racionalizar lo que tenés, o cómo afinar, para en vez de crecer en 10 mercados al mismo tiempo crecer en uno, porque tenés un inversor que te banca; pero quizás no tenés a los 10 inversores que estaban desesperados por ponerte dinero, y tenés uno que en vez de poner 5 millones pone 2. Hay que entender bien este escenario, cómo aprovechar mejor y hacer más eficiente la forma de operar. En ese contexto estamos viendo startups que despiden gente, pero que no es una señal de que les está yendo mal, es un signo de que cambió el contexto. Y antes estaban dimensionados con equipos para comerse el mundo en un año, porque era lo que les pedía el inversor; y ahora se dan cuenta que como el acceso al capital cambió, tienen que bajar un poco su línea de gastos, apuntar bien; en vez de crecer en 10 mercados, hacerlo en dos o tres. Hay como una racionalización del mercado de venture capital, y estábamos viviendo un hype que era poco defendible.

¿En los años más fuertes de la pandemia hubo una sobreestimación de las empresas tecnológicas?

Si vamos a la startup, probablemente se sobredimensionaron en personal para crecer a una velocidad que hoy no van a poder hacerlo; entonces contrataron desde comerciales hasta desarrolladores para crecer a un nivel donde hoy el mercado no te lo va a permitir. Pero estamos hablando de servicios tecnológicos que todavía no están ni en los inicios de su potencial; es decir, todavía estamos atravesando una época de transformación que no llegó a su madurez. Hay una tendencia de digitalización y de transformación que va a suceder, se ve muy claramente con los servicios, como los financieros para los no bancarizados; esa inquietud que hizo que el mundo Fintech explote no está cubierta todavía; si vas a un barrio vulnerable, puede ser que alguno te use una billetera virtual, pero no acceden al crédito, por ejemplo; entonces hay toda una serie de cosas que van a terminar pasando, y esa es la misión y la visión de Wayra.

¿Qué tan relevante es Argentina para ustedes?

Argentina es súper relevante y no porque hayamos invertido más, sino porque las compañías en las que invertimos rinden mejor. Nosotros tenemos, a nivel región, 100 más o menos, y 25 en Argentina.

¿En términos operativos es fácil invertir en el país?

La operativa de la inversión es lo mismo si invertís acá en una empresa argentina, o una empresa colombiana, peruana, etc., porque todas terminan teniendo una subsidiaria en Delaware (EE.UU.), que es la que recibe el dinero, porque tiene una eficiencia tributaria mucho más fácil cuando vos operás en varios países. Pensá que todos invertimos en empresas que tienen operaciones en más de un país de la región (Argentina y algún país más); ya tiene sentido tener una; desde el punto de vista de la ejecución operativa de esa inversión, es lo mismo. Después está cuál es el criterio que usás para invertir acá, versus invertir en una compañía parecida en otro país. Y ahí aparecen las cosas como el talento.  Nosotros somos una fuente de talento regional, sin ninguna duda, y no es raro ver CEOS argentinos en compañías incluso fuera del país.

¿Qué tenemos de especial?

Tenemos una dinámica de gestionar contextos complejos que otro emprendedor en el mundo no tiene. Y estamos acostumbrados a eso y nos sentimos cómodos con eso, y más en este contexto mundial. Tengo conversaciones con gente allá en Colombia y me pasa en México, donde se habla de la inflación, del tipo de cambio… Nosotros estamos acostumbrados a lidiar con eso. Entonces alguien que ya lo tiene más o menos en su esquema de posibilidades, y que ya trabajó con ese contexto un par de veces, está más preparado. La realidad de una startup es esa: es estar todo el tiempo lidiando con situaciones complejas nuevas, que no tenías previstas.

¿Cambió un poco la visión que hay sobre las startups? ¿Es menos idealista?

Yo creo que todavía sigue siendo así, pero es más racional. No es que la startup sea la meca ni todo sea espectacular, tampoco lo contrario. Probablemente estamos racionalizando más un poco esa visión, porque muchos no se van a hacer millonarios. También respecto a alguien que trabajó en una empresa más tradicional, a veces hace falta eso en una startup esa mirada de alguien con experiencia tradicional.

¿Y se abandonó la idea de ser unicornio (una empresa cuya valuación es mayor a mil millones de dólares)?

Ser un unicornio es algo como muy marketinero, pero yo creo que ahora estamos en un momento donde el camino del unicornio, que es un camino de crecimiento super agresivo y demás, a muchas compañías no le sirve, porque no es sostenible. Hoy los fondos estamos viendo con mejores ojos a una startup que en vez de ir por un crecimiento por dos o por tres para llegar a la facturación que te va a hacer el millón de dólares, está haciendo un uso mucho más criterioso de sus recursos con un crecimiento más sostenible, para que cuando venga el próximo ciclo, que no sabemos cuándo será, ahí sí puedan aprovechar de nuevo esa oportunidad de crecimiento.

¿Y qué miran ustedes para invertir?

Dos frentes. Primero que la startup sea excelente de por sí y otro que sea vinculable con Movistar. Miramos cómo viene performando el equipo fundador, que sea un equipo balanceado, equilibrado entre los técnicos, lo comercial y que a nivel gestión estén bien conectados, que tengan una visión estratégica de equipo interesante; después cómo viene traccionando a nivel comercial, performance, en qué países están creciendo, cómo es el mix de ganancias ahora y cómo va a ser el futuro. Luego, otra capa sobre cómo están usando sus recursos, su caja financiera, si tienen un plan B para un contexto de contracción más fuerte del capital, qué pasa si nadie les presta dinero, ¿pueden aguantar? Y después viene la parte de trabajo con la startup de buscar oportunidades en conjunto. En lo que va de 2022 llevamos 1 millón de dólares invertidos y esperamos entre medio o un millón más en estos meses que quedan.

Fuente: LaNacion.com.ar | Por Sebastián Davidovsky | START-UPS ARGENTINA

INVERSIONES

Globant invierte en LinkedAI, una startup colombiana de IA que recibió US$500.000 en ronda de inversión.

Con esta plataforma se pueden entrenar algoritmos de detección de enfermedades en la piel, a partir de fotografías que los pacientes pueden tomar con su celular para conocer su diagnóstico.

Published

on

Globant Ventures, el brazo de capital de riesgo de Globant, la mayor consultora tecnológica y fábrica de software de América Latina, ha invertido en LinkedAI, una startup colombiana que tiene una plataforma de etiquetado de datos para entrenar modelos de inteligencia artificial.

La participación se dio en una ronda de inversión de US$500.000 para esta herramienta que apoya a numerosas empresas que implementan aprendizaje automático y crean los insumos necesarios para entrenar sus algoritmos; los cuales requieren miles de datos para aprender a reconocer las imágenes necesarias para su funcionamiento.

A través de LinkedAi y su tecnología se pueden entrenar desde algoritmos de detección de enfermedades en la piel, a partir de fotografías que los pacientes pueden tomar con su celular para conocer su diagnóstico, hasta las sugerencias de productos para aumentar las ventas en páginas de e-commerce.

En el mundo actual los datos se consideran uno de los activos más importantes de las empresas, sin embargo, la mayoría de compañías que emplean IA se enfrentan a un gran problema: como lo comenta Paula Villamarín, CEO de LinkedAI, “más del 90% de proyectos de Inteligencia Artificial no llegan a producción por no contar con los datos necesarios para entrenar estos algoritmos”. Esto, ya que el proceso de la captura de los datos toma largos periodos de tiempo y representa altos costos para las empresas.

Esta startup colombiana busca solucionar este cuello de botella, optimizando el etiquetado de datos para el aprendizaje automático. LinkedAI brinda una solución en menor tiempo, con menos esfuerzo y con alta calidad. Su propuesta consiste en una plataforma intuitiva que permite iniciar el proceso de etiquetado en menos de cinco minutos, además de contar con servicios especializados para cada proyecto y equipos de etiquetadores capacitados para lograr la calidad necesaria en la ejecución de los modelos.

“Seguimos apostando por proyectos que buscan reinventar el mundo digital, simplificando y agilizando procesos usando tecnologías disruptivas. Estamos muy emocionados de invertir en LinkedAI que hace uso de todo el potencial de la Inteligencia Artificial para brindar soluciones eficientes e innovadoras”, dijo Gustavo Martello, managing partner de Globant Ventures, en un comunicado.

LinkedAI cuenta con clientes en Estados Unidos, España, Francia, Sudáfrica, Inglaterra, Chile y Colombia, y con los nuevos recursos tiene como foco potenciar y consolidar su mercado en Europa.

“Compartimos una misma visión con Globant, enfocada en que la Inteligencia artificial y el análisis de datos es fundamental para el crecimiento de toda empresa, poder contar con el apoyo de una compañía con tanta experiencia en el mercado será de gran ayuda para alcanzar nuestros objetivos”, agregó Diego Parra, CTO de LinkedAI.

Fuente: Forbes Colombia Por José Caparroso | START-UPS ARGENTINA

Continue Reading

INVERSIONES

Aspectos a tener en cuenta a la hora de buscar una inversión en un contexto complejo.

El 2021 marcó el punto de no retorno para el Venture Capital tras fuertes inyecciones de capital que llevaron a las startups en su conjunto (no solo Fintech) a niveles de valuación nunca antes vistos. Solo en América Latina, durante ese año se realizaron rondas de inversión por más de US$ 15 millones, según LAVCA, una cifra récord y que supera en un 320% lo invertido durante 2020, convirtiendo a la región en la de más rápido crecimiento en el mundo para este tipo de inversión.

Published

on

Si bien es un mercado que evoluciona constantemente, en 2022, la inflación, la suba de  las tasas de interés, la caída de los índices bursátiles, la disrupción en las cadenas de suministro a nivel global, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y el cansancio general de la economía provocaron que las inversiones de Venture Capital cayeran un 54% en el segundo trimestre del año vs el mismo período del 2021, según datos de Transactional Track Record (TTR). Además de reducir los recursos financieros, los fondos de inversión se han puesto cada vez más selectivos a la hora de invertir.

En pleno proceso de maduración del ecosistema fintech de América Latina, los Venture Capital tienen en cuenta diferentes variables a la hora de determinar la inversión en empresas de base tecnológica con foco en el mercado financiero. Un modelo comercial rentable y que esté preparado para escalar y crecer rápidamente son factores claves para los fondos que dicen invertir en este complejo contexto.  

Otros aspectos interesantes, según un estudio de Harvard, que se deben tener en cuenta a la hora de buscar una inversión por parte los principales inversores de Venture Capital son:

  • Pocos fondos de Venture Capital utilizan técnicas de análisis financiero estándar para evaluar acuerdos. 
  • Por cada operación que una empresa de capital de riesgo cierra finalmente, la empresa considera, de media, aproximadamente 100 oportunidades. Veintiocho de esas oportunidades darán lugar a una reunión con la dirección; 10 se evaluarán en una reunión de socios; 4.8 procederá a la debida diligencia; 1.7 pasará a la negociación de una term sheet con la start-up y solo se financiará una.
  • Un acuerdo estándar típico tarda 83 días en cerrarse y las empresas informaron que dedican una media de 118 horas a la debida diligencia durante ese período, haciendo llamadas a una media de 10 referencias.
  • Es importante contar con alguna conexión con el mundo financiero el cual facilita el camino hasta la puerta de un fondo de Venture Capital.
  • El 95% de las empresas de capital de riesgo cita a los fundadores como un factor importante en la decisión de buscar acuerdos. Mientras que el 74% de las empresas citaron el modelo de negocio como un factor clave, el mercado en el que se desarrolla un 68% y la industria en la aplica soluciones un 31%.

En Geopagos hemos construido, desde nuestra fundación en 2013, un negocio consolidado y rentable, y estamos convencidos de que este era el momento oportuno para acelerar el crecimiento del negocio expandiendo nuestra infraestructura de aceptación de pagos en toda América Latina e invirtiendo más en I+D.

Logramos nuestra primera financiación institucional (ronda de crecimiento) por parte de un socio como Riverwood, ya que cuenta con una trayectoria de 15 años apoyando a empresas tecnológicas a nivel mundial, una presencia y reputación líder en la región, y es extremadamente selectivo con el destino de sus inversiones. Además contó con la participación de Endeavor Catalyst.

Fuente: Endeavor.org.ar | Por Sebastián Núñez Castro, CEO y Cofundador de GeopagosSTART-UPS ARGENTINA

Continue Reading

INVERSIONES

“Ángeles”, aceleradoras y fondos: cómo se construye un emprendedor exitoso.

Ariel Díaz Ailán y Nahuel Candia, de Rebill, aseguran que “no hay recetas mágicas” para el éxito de una compañía en vías de desarrollo; “El camino es largo y lleva años”, desmitifican

Published

on

En el universo emprendedor no hay recetas mágicas. Así lo aseguran Nahuel Candia y Ariel Díaz Ailán, socios detrás de Rebill, la start-up galardonada como la empresa de mayor crecimiento según la aceleradora líder de Latinoamérica en Start-Up Chile. Los argentinos, que batallaron contra más de 600 compañías de dos docenas de países en el mundo, hablan para desmitificar relatos construidos en torno al universo emprendedor. “Se suele simplificar la industria”, advierten.

Juntos no suman más de 60 años. Candia, de 27, se lanzó a estudiar programación de forma autodidacta a los 14 años y fue CEO y Fundador de Shovel Apps (que consiguió aceleración de Google), y CTO de Ando (luego adquirida por Moova). Díaz Ailán es graduado en Administración de Empresas, con especialización en Gestión de Productos Digitales, y en su haber tiene experiencia en múltiples startups, como Shopear y Freemoni.

Nahuel Candia y Ariel Ailan de Rebill.

El proyecto Rebill comenzó en 2018, aunque no fue hasta 2020 que comenzó a operar en la Argentina. Candia y Díaz Ailán se unieron meses atrás para lanzar una fintech que se enfoca en brindar soluciones a empresas multinacionales para su gestión de suscripciones o cobros recurrentes. Entre ángeles, rondas de inversión y muchas siglas en inglés, los jóvenes se mueven en un laberinto diseñado con códigos específicos de manejo que desde hace años caminan. 

¿Cómo se construye un emprendedor?

“Uno aprende a los golpes”, advierte Díaz Ailán, quien hace más de una década se dedica al emprendedurismo. Desde Área Tres, un coworking en el barrio porteño de Palermo, el Director de Operaciones (COO) de Rebill repasa su carrera.

“Pasa seguido que hay gente que le escribe a un programador y le dice: ‘Haceme un Mercado Libre’”, asegura, entre risas. En general, al proceso de emprender en tecnología se lo suele -erróneamente- simplificar, considera Díaz Ailán. “Es una empresa cuya base es la tecnología, pero no deja de ser una empresa”, afirma, y continúa sobre su ejemplo: “Es imposible replicar Mercado Libre, no es una página web. Ese desconocimiento hace que se pierda mucho en el medio”.

Errores y aciertos

Díaz Ailán y Candia coinciden: el proceso que significa crear y hacer crecer una start-up es mucho más difícil de lo que se suele hacer creer. “Estadísticamente, nueve de cada diez start-ups desaparecen”, disparan los emprendedores, y se preguntan: “¿Entonces cómo aguantás los malos momentos?”.

“El camino más fácil es ser genuino con hacer algo que realmente te interese y te motive, esa es la forma más fácil de sostenerlo en el tiempo”, remarca Díaz Ailán, quien enfatiza que son muchas las barreras que se deben atravesar. “La única forma es levantarse todos los días con ganas”, agrega.

Nahuel Candia de Rebill.

Luego de más de diez años de experiencia en la industria, los emprendedores fueron consultados por los errores más comunes en el camino emprendedor. “El error más común está ligado a no dimensionar o simplificar todo en producto y software”, aseguran, y detallan: “No es que armo el software y lo vendo. En el medio tenés que estructurar una compañía, lo que hace más difícil negociar o comercializar”.

“¿Cómo salís a vender con veinte años? ¿Cómo le demostrás que sabés al otro?”, se preguntan, y subrayan: “Hay un montón de cosas que requieren tiempo, aunque seas muy bueno. Cuesta generar confianza”.

Por otro lado, al analizar los factores que contribuyen al éxito de una compañía en desarrollo, Díaz Ailán se detiene en su coequiper“Tener un socio con perfil técnico para una empresa de software es clave”, analiza.

Ariel Ailan de Rebill.

Y continúa: “Si ya emprendiste antes también es probable que te vaya mejor. El emprendedor primerizo comete muchísimos errores, como en cualquier ámbito de la vida”.

Los socios de Rebill señalan otro punto: apuntar a un mercado que sea grande. “A veces es hasta más importante el tamaño del mercado que el producto o el equipo. Vos podés mejorar en producto y equipo, podés aprender, pero si apuntás a un nicho y no lográs diferenciarte rápido es muy poco probable que puedas hacer un negocio detrás de eso”, consideran los jóvenes, que remarcan: “Hoy competís con gente de todo el mundo, entonces no llegás a tener tiempo de hacer un negocio si el mercado no es grande, porque te van a competir en todos lados”.

Millonario capital

El universo de las start-ups es una industria que mueve mucho, mucho capital. No suele extrañar cuando una compañía anuncia haber recibido millones de dólares en financiamiento, ¿pero de dónde sale?

“Hay distintos tipos de inversores”, explican los jóvenes. “Si vas a gente que no está instruida en lo que son empresas de tecnología o de un círculo íntimo, se trata de generar confianza y que vean en vos capacidad de hacer un negocio”, desarrollan.

Una vez que se sumergen en el proceso de ángeles (inversores que proveen capital a cambio de -usualmente- participación accionaria), aceleradoras (instituciones que impulsan startups mediante un programa basado en convocatorias con un plazo de tiempo estipulado) o fondos institucionales, la generación de confianza se vuelve más difícil. “Son inversores más instruidos, no alcanza con que seas un emprendedor validado, sino se tiene que demostrar con números”, señalan, y aseguran: “Levantar capital no es necesariamente señal de éxito, va a depender mucho de dónde se levanta”.

Por su parte, quienes no vienen del mundo que habilita ciertas introducciones, según los jóvenes expertos, el camino más habitual es ir a una incubadora (una empresa que se encarga de buscar futuras start-ups con potencial para salir al mercado). “No hay atajos”, advierten.

“Las noticias sobre empresas que levantan muchísimo capital es porque los emprendedores ya pasaron por un exit (método que permite a un emprendedor a vender su parte de una compañía), o porque fueron directivos de compañías top”, agregan, y subrayan “Si no el camino es largo y lleva años”.

“Vamos a un ejemplo práctico: desarrollás un software, eso lleva unos seis meses. Hasta que lanzás una versión productiva y empezás a vender, quizás ya pasó un año. Es tu primer emprendimiento… No hay receta, hay casos de todo tipo”, analizan.

Rebill

Rebill, la compañía que conducen Candia y Díaz Ailán, es una iPaaS (una plataforma tecnológica que integra las distintas aplicaciones y los datos que se generan en una empresa, Integration Platform as a Service, en ingés) que se enfoca en brindar soluciones a empresas multinacionales para su gestión de suscripciones o cobros recurrentes, y automatización financiera en América Latina.

Nahuel Candia y Ariel Ailan de Rebill.

Se trata de una plataforma de automatización e integración financiera como servicio. Proporciona a los comerciantes un panel de control único y un entorno programático, así como páginas de pago prediseñadas para que puedan vender online en varias regiones sin tener que ocuparse de los procesos técnicos. En otras palabras, Rebill es la solución plug and play para las empresas, y con la capacidad de conectarse con otros sistemas (CRM, ERP y aplicaciones de terceros).

“Rebill vino a revolucionar el comercio con sus facilidades para crear nuevos modelos de suscripciones y cobros recurrentes en toda América Latina”, aseguran desde la compañía.

Fuente: LaNacion.com.ar Por Domitila Dellacha | START-UPS ARGENTINA

Continue Reading
Advertisement

NEGOCIOS & EMPRESAS

MARKETING

EMPRENDIMIENTOS

REDES SOCIALES

PUBLICIDAD

TENDENCIAS